Videoconferencia “La importancia de las Obras Civiles en el plan de reactivación Económica”

34

“El rubro de la construcción es el termómetro dentro de una economía”

Durante el panel de debate virtual sobre “La importancia de las obras civiles en la reactivación económica”, referentes locales analizaron sobre la actualidad de uno sectores más importantes de la economía local como es la construcción, además hablaron sobre el papel que tendrá el Gobierno para impulsar este segmento, y las herramientas financieras concretas para que el sector no se vea muy golpeado post-coronavirus, por la cantidad de mano de obra que genera este.

El analista financiero, Amílcar Ferreira, fue claro y señaló que el segmento de la construcción será clave en el proceso de la reactivación económica. “La construcción será central en el proceso de reactivación económica, porque en un sector estrella dentro de las economías no tradicionales, como los son los agronegocios, por ejemplo”. El sector de la construcción en los últimos 10 años se volvió protagonista de la economía nacional y el año pasado, representó un 6% del PIB, con unos

US$ 2.400 millones, ese es el tamaño de la construcción, unos US$ 200 millones mes, con el detalle que es un sector intensivo en empleo, comparando por ejemplo con el sector de agronegocios que no emplea mucha gente”, manifestó el especialista.

En otro momento, Ferreira indicó que construcción tiene varios eslabones, es decir que mueve además otros segmentos como; las ferreterías, la producción de ladrillos, el transporte y muchos más.

“La construcción es el termómetro dentro de una economía, si querés saber cómo está tu economía, debes medir como está el rubro de la construcción”, añadió.

Dijo además que el crédito será fundamental en ese resurgimiento del sector de la construcción, ya que puede tener algún tipo de complicaciones en lo que resta del año, por el escenario económico que se prevé. En ese sentido, el sector público debe buscar urgentemente estrategias ante esta situación, como así también los bancos privados por intermedio de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD).

“Por ejemplo hace 10 años la marca KIA tenía otra representante, y desde que el Grupo Garden tomó el timón en el país las cosas cambiaron. Tenía que competir contra grandes marcas y empresas muy establecidas en Paraguay. Sin embargo, hoy en día es la marca más vendida. En términos técnicos no es mejor que Toyota, pero la marcó la diferencia porque su estrategia de negocio es el crédito. Si vos te vas a Garden, es casi seguro que salgas manejando un vehículo por la facilidad”, resaltó el analista financiero.

“El día que le pongamos la figura crediticia al producto del rubro de la construcción, que yo le pueda decir a una persona que empiece a pagar una cuota que va a ser bajita durante la construcción y después cuando se termine pagará sin una entrega inicial y con una cuota corrida, vamos a vender como pan caliente las casas o departamentos”, aseguró.

En otro momento de su intervención, habló sobre la coyuntura local y regional, en ese sentido instó a insistir con el rubro de la construcción. “A nivel local desconfió mucho que Brasil sea muy flexible con el tema de la maquila, porque también estará hambriento de empleo y no será muy amistoso con nosotros y dejar que producción que será integrada a la cadena productiva de Brasil, se produzca en Paraguay”, explicó.

Planteó también que una vez que se supere las medidas sanitarias y se empiece a operar normalmente, el país dependerá en gran medida a lo que pueda hacer de por sí. Sin depender mucho del extranjero.

“La inversión extranjera directa también estará más restringida, las remesas de los compatriotas que viven en el exterior van a estar más reprimidos. Entonces esto, hará que ya no dependamos tanto de las condiciones externas sino de lo que nosotros mismos podamos hacer al interior de las políticas públicas. Por ejemplo, si habilitamos un crédito de US$ 500 millones a largo plazo, con una tasa para que la gente pueda acceder, y pueda recibir su casa o departamento en 12 o 18 meses. Para mudarse de su alquiler o su casa. US$ 500 millones, dividido US$ 40.000 implica 12.500 unidades habitacionales, más de 1.000 por mes, puede ser una estrategia”, analizó.

COMPARTIR
Artículo anteriorBali
Artículo siguienteImpulso al arte nacional