Vivienda Juantana

94

Activo estudio

Siendo el primer encargo de una vivienda, el estudio, sin base estilística o matérica de referencia, entiende que la esencia de la casa es definir su habitabilidad a partir de las experiencias del individuo, entender el quehacer diario, los tiempos, la funcionalidad, el carácter de los espacios y la relación entre los que la habitan.

Todos estos factores se sintetizan en la Casa Juantana mediante un proceso que define condiciones principales como la eficiencia espacial, la adaptación al sitio y la aplicación de soluciones de alto impacto y bajos costes.      

Espacialmente el proyecto se articula en dos niveles una planta baja donde se disponen los espacios sociales y de servicio, el estar social, comedor, galería, un estudio, así como la cocina el lavadero, baño y deposito. La planta alta a su vez que contiene 3 dormitorios y dos baños.

En cuanto a la adaptación al sitio entendemos la necesidad primera del resguardo y el contacto con la naturaleza, la casa se implanta de manera a salvar el desnivel del terreno buscando la menor modificación del suelo, a su vez conserva la vegetación existente y potencia a esta como parte del equipamiento arquitectónico, los árboles interactúan con la vivienda tanto como una extensión del espacio cubierto y también como sistema de regulación climática.

También surge la idea fundamental de usar la luz natural como elemento formal, una relación entre las propiedades de los materiales y la orientación, que permiten la jerarquización de los espacios sin necesidad de definiciones espaciales limitantes, las cualidades del espacio se reafirman mediante el uso de la luz. 

Espacios diáfanos y versátiles, la liberación de las esquinas mediante elementos estructurales más esbeltos y la continuidad de las aberturas definen lo social, ambientes contenidos bañados por las luces filtradas tanto por la vegetación como por filtros artificiales y luces cenitales forman espacios cambiantes e introspectivos en lo íntimo.

Materialmente las soluciones constructivas usan técnicas tradicionales, estructura de hormigón armado y cerramientos de ladrillos; también técnicas alternativas como el uso de ladrillos de suelo cemento para mejorar la inercia térmica, muro filtro para proteger las habitaciones del asoleamiento excesivo, el uso de tragaluces como elementos de iluminación y disipación del calor y así también la escalera de madera que integra los distintos niveles con una intención de ligereza y calidez espacial.