Corredor Bioceánico marca récord en generación de empleos directos

28

Cerca de 1.500 obreros desplegados a lo largo del primer tramo del Corredor Bioceánico, avanzan en la construcción de la ruta que conectará a la región con los océanos Pacífico y Atlántico a través del Chaco paraguayo.

Se trata de la mayor obra de estas características que se ejecuta en toda Latinoamérica y la que más mano de obra genera hoy en el país, tanto empleos directos como indirectos.

Actualmente se trabaja en 6 frentes de obra: los subtramos 3 y 4 en el distrito de Loma Plata (Boquerón) con 500 operarios y en los subtramos 17, 16, 15 y 14 del lado de Carmelo Peralta (Alto Paraguay), donde se encuentra la mayor cantidad de obreros, cerca de 1.000.

Según el último informe de los avances, en el subtramo 17 ya se completó 16 kilómetros de terraplén y paralelamente se trabaja en el montaje de dos puentes de hormigón armado de 20 metros lineales cada uno.

Por su parte, en el tramo 3 ya se tienen también terminados 12 kilómetros de terraplén, mientras continúa el tratamiento de suelo.

Cabe recordar que la fecha límite fijada para la habilitación de estos dos subtramos que suman 28 kilómetros de asfaltado será a finales del mes de junio.

Igualmente, en los subtramos 4 y 16 que abarcan 12 km y 16 km respectivamente, se están ejecutando trabajos de construcción del terraplén y alcantarillas, mientras que en los subtramos 15 y 14 actualmente se realizan trabajos de limpieza en la franja de dominio.

Hay que recordar que con las últimas habilitaciones correspondientes a los subtramos 3 y 18, la obra ya alcanzó 64 km de asfaltado terminado, lo que representa un 23,10% de los 277 km que tendrá este primer tramo de la ruta.

La empresa adjudicada con esta obra es el Consorcio Corredor Vial Bioceánico (CCVB) compuesto por la empresa brasileña Queiroz Galvão SA y la constructora paraguaya Ocho A SA.

Se estima que una vez culminados todos los tramos, circularán por la zona aproximadamente 25 millones de toneladas de granos desde Brasil hacia los puertos chilenos en el Océano Pacífico, lo cual generaría unos 2.500 empleos adicionales de manera directa.