Graciela Zayas

73

Tuvimos como punto de partida la ubicación del mueble como “una isla”, sería un concepto innovador sobre la disposición de la misma, ya que como sería lo usual, ningún mueble o armario se encuentran por la pared.

El usuario puede recorrer  360° el mueble encontrándose a sus pasos con todo lo que contiene una cocina: heladera, horno, bacha y despenseros.

La cocina se encuentra integrada a un pequeño comedor y al mismo tiempo a la lavandería que se la diferencia por una puerta de correr de tres hojas totalmente espejada, la cual hace al mismo tiempo el trabajo de divisoria y decoración del ambiente reflejando todo el espacio en ella.

La lavandería sigue el mismo padrón de “isla”, donde se puede apreciar canillas provenientes del techo, bachas de sobreponer y revestidos en 3D, haciendo de este espacio un ambiente fuera de lo usual utilizando elementos innovadores.

Dentro del proyecto jugamos con la sofisticación de los muebles y la zonificación singular, y al mismo tiempo cuidamos cada detalle, desde el cielo raso asimétrico hasta el piso en “rompecabezas” donde se aprecia la fusión del porcelanato y la madera natural teñida de negro. En la decoración integramos elementos actuales con detalles clásicos como el color dorado destacado dentro del ambiente.