Sustentables y prácticos: los containers-vivienda, la tendencia que llegó para quedarse

434

Los contenedores para transportar mercadería por barco hoy también se utilizan para la construcción modular e industrializada, un nuevo paradigma en la construcción de residencias. Sus ventajas

Las necesidades actuales de una vivienda propia por costos más bajos de los que se encuentran en el mercado ofrecen una oportunidad para pensar creativamente una solución que sea económica, pero con todas las medidas de confort que se necesitan, reduciendo la preocupación habitual que genera construir una casa propia y además una solución que sea medioambientalmente amigable. Así, comienzan a imponerse los containers.

La reutilización del container para fines residenciales es una tendencia europea que surgió en el 2001 en Holanda y que hoy triunfa en todo Europa, América del Norte y también en Argentina.

Como transporte de mercaderías, tienen una vida útil de tan sólo 14 años. Una cantidad desmesurada de materiales nobles, no renovables, encontraron un nuevo ciclo útil renovando la cara de la arquitectura. Se reutilizan más de 4.000 kilos de acero que antes terminaba abandonados en un puerto. En el mundo ya hay hoteles, oficinas, viviendas, shoppings, tiendas y restaurantes que funcionan en containers.

Para Héctor Peila, ingeniero oriundo de Bariloche, la idea de construir su propia casa desde cero se derrumbó al ver los costos de construcción. Sin embargo, una tendencia europea le llamó poderosamente la atención: las viviendas containers. «Yo estaba en contacto con gente del exterior en Canadá e Inglaterra que tenían este tipo de viviendas. Lo primero que me dijeron es que era lo más práctico y económico. Así que empecé a armar el proyecto de buscar la simpleza y la economía», dijo a Infobae Héctor Peila.

«La construcción fue muy rápida. El tema de metal me simplificó el tema. En el interior construí en seco, con pisos flotantes, aislación, losa para la humedad, todo funcionando y estoy muy conforme, es muy fenomenal. La clave está en aprovechar y optimizar los espacios», aseguró Peila.

De ese modo, el ingeniero optó por una casa container de 80 metros cuadrados. Con dos dormitorios, un living-comedor, un pasillo, dos baños, un lavadero y un cielo raso. «Lo que me impresionó es que no me tuve que adaptar a la dimensión del contenedor, sino que pude aprovechar al máximo cada espacio», aseguró el ingeniero.

«Estas viviendas son muy funcionales, no me arrepiento de haber optado por este nuevo modo poco convencional, ya que mi intención era invertir el mínimo sin tener que hacer modificaciones ni grandes gastos. Creo que lo conseguí y estoy muy feliz por ello», enfatizó Peila.

La esencia del container

«Muchos clientes son escépticos sobre este tipo de construcción, culturalmente la vivienda tradicional de ladrillo fue ‘implantada’ en la mente de nuestra sociedad por décadas, a todos nos criaron en una vivienda con paredes tradicionales y techo de tejas, pero luego, cuando ven las casas terminadas, se sorprenden con el nivel de terminaciones, diseño y confort que poseen. Romper el paradigma de la vivienda con ladrillos como la única forma de vivir es posible, son muchas las personas con mente abierta que hoy se están animando a esta nueva forma de habitar: práctica, cómoda, transportable, accesible y sustentable», dijo a Infobae Daniel Bryn, desarrollador inmobiliario y fundador del proyecto Suitebox, dedicado a la construcción con contenedores.

De acuerdo al especialista, el contenedor es un material diseñado para el envío en condiciones muy adversas. Y aunque tiene una vida útil, en una parcela, si se hace un mantenimiento adecuado, pueden durar generaciones.

Contenedores sustentables

Un estudio publicado en Research Gate, con el objetivo de analizar y especular sobre la posibilidad de reutilización del contenedor marítimo, reveló que en el rescate de la basura industrial, como lo son los containers, es una contribución más para la disminución de la huella ecológica de la humanidad. De este modo, este tipo de construcciones se convierte en un aliado para el medioambiente.

Reutilizar contenedores para la construcción es más sustentable, dado que se recicla el 100%. No hay excavación de cimientos en el terreno en el cual la vivienda se asiente, dado que se monta sobre pilotes de apoyo y la vivienda se puede mover a cualquier lugar a voluntad sin afectar la tierra.

Por otro lado, según Bryn, reduce drásticamente la contaminación urbana, dado que los contenedores usados son un desecho de la sociedad global: en cierto momento de la vida útil del recipiente, es más costosa su reparación o revalorización que la construcción de uno nuevo. Esto se traduce en el abandono como desecho de hasta un tercio de estos envases usados en cualquier puerto, lo que ocupa un valioso espacio urbano.

Además, hay una utilización óptima de los recursos: se reduce al mínimo el uso de materiales de construcción tradicionales como la madera, el hormigón, el yeso de revestimiento, el agua y el vidrio aislante  proporciona beneficios económicos y ambientales muy grandes. «Durante su construcción: el uso de materiales, la gestión de residuos, el ahorro energético, el bajo impacto en obra y la utilización del 100% del contenedor, hacen del sistema una opción de alto interés en términos de sustentabilidad, formando una edificación eco eficiente», describió el desarrollador inmobiliario.

Fuente: Infobae.com