Conoce el Mercedes-Benz Stadium

243

El domingo se jugó el Super Bowl en uno de los estadios más impresionantes de Estados Unidos. Disputan el tazón los Carneros de Los Ángeles y los Patriotas de Nueva Inglaterra. (Vie, 01 Feb 2019)

El estadio de los Falcons de Atlanta, conocido como Mercedes Benz Stadium, es una de los más modernos e impresionantes, con capacidad para 72,000 aficionados.

El conjunto tuvo un costo de $ 1.4 mil millones de dólares, y reemplazó al Georgia Dome como el nuevo hogar de los Falcons. Ocupa un área de 186,000 metros

Formalmente es un estadio que le debe mucho a los diseños de Zaha Hadid y de Rem Koolhaas. Es obra de la firma HOK, experta en crear recintos deportivos.

Visto desde fuera, su estructura no se parece tanto a las que envuelven tradicionalmente los estadios de futbol americano, pues se percibe una fachada discontinua, fragmentada en planos inclinados y triangulares.

Conceptualmente estos planos representan el ala de un halcón, que se magnifica en el techo retráctil del estadio, quizá el punto más dramático de todo el conjunto.

El techo cuenta con ocho paneles triangulares que envuelven el estadio fabricados con cojines de etileno tetrafluoroetileno (ETFE) de tres capas en ocho pétalos retráctiles, que se mueven al unísono a lo largo de pistas individuales, lo que permite que el techo se abra y cierre como la apertura de una cámara.

En tota se emplearon 12,500 metros cuadrados de estos cojines.

Como las fachadas son transparentes, mediante distintos tonos de luces el estadio cambia todo el tiempo.

Por dentro, los arquitectos de HOK crearon un ambiente único para los fanáticos de la NFL. Se trata de vivir una experiencia inmersiva gracias a la tecnología.

En el techo del estadio se encuentra una potente pantalla de video HD de 360 grados, que permite que desde cualquier asiento se tenga una visión inmejorable del juego.

Además de esta pantalla, el estadio cuenta con otras 12 de LED, que ofrecen video en vivo y repeticiones en áreas de clubes y pantallas perimetrales.

Entre otros servicios, el Mercedes Benz Stadium cuenta con uno de los bares más largos del mundo, de 100 yardas (misma distancia que abarca el terreno de juego), así como 190 suites de lujo y 7,600 asientos para clubes.

El estadio también cuenta con 24 bares y restaurantes y un salón de tecnología.

El estadio cuenta con plataformas de medios digitales que incluyen el tablero de halo de video HD de 360° más grande del mundo, que proporciona contenido programable dirigido a los fanáticos.

Además, para que el estadio o sea un ente aislado de la ciudad, cuenta con una enorme ventana desde donde se puede ver el centro de la ciudad de Atlanta.

Diseñado para ser flexible, el estadio se puede reconfigurar rápidamente para adaptarse a los juegos de Major League Soccer de Atlanta.

Asientos retráctiles alrededor del campo permiten a los fanáticos acercarse a la acción tanto para el fútbol soccer como para el americano.

El estadio recibió la calificación de platino LEED del US Green Building Council, cuenta con una serie de características sostenibles, que incluyen instalaciones de agua de alta eficiencia que reducen el consumo de agua sanitaria en un 40%.

Para hacer realidad el estadio, HOK trabajó con tvsdesign, Goode Van Slyke Architecture y Stanley Beaman & Sears.

HOK es una firma global de diseño, arquitectura, ingeniería y planificación fundada en 1955 por George Hellmuth, Gyo Obata y George Kassabaum en la ciudad de San Luis, Misuri.

Con una planta de 1,700 personas en una red de 23 oficinas en tres continentes, HOK se especializa en ofrecer ideas y soluciones de diseño excepcionales. Muestra de ello es el estadio de los Halcones de Atlanta y del Atlanta United FC de la MLS.

El desafío para este despacho fue innovar en todos los niveles para este estadio de 71,000 asientos.

El diseño establece un nuevo ícono arquitectónico para Atlanta y un nuevo punto de referencia para instalaciones deportivas.

Los techos retráctiles convencionales tienen paneles deslizantes. Para el diseño del estadio Mercedes-Benz, el equipo encontró inspiración en la forma en que la luz del sol pasa a través del óculo en el techo del Panteón de Roma.

Compuesto de ocho «pétalos» triangulares de ETFE (etileno tetrafluoroetileno) que se mueven juntos a lo largo de 16 pistas individuales, el techo semitransparente se abre y se cierra como el obturador de una cámara.

Como continuación del techo, la fachada de ETFE presenta secciones exteriores con forma de alas. La transparencia crea una «ventana a la ciudad» de 16 pisos que atrae la luz del día y ofrece vistas panorámicas del horizonte de Atlanta.

Envolviendo el perímetro del techo de forma ovalada hay una placa de video de alta definición y 360 grados que brinda a los fanáticos una experiencia envolvente.

Una pantalla de video adicional -una megacolumna de 30.40 metros de altura- está envuelta con una placa de video 3-D. Dentro del estadio hay 2,000 televisores.

Más de 6.5 millones de metros de cable de fibra óptica integrado respaldan la experiencia de juego interactiva e impulsada por la tecnología dentro del estadio Mercedes-Benz.

El estadio se puede reconfigurar para albergar los juegos de los Halcones, Atlanta United y eventos de talla mundial, como el Súper Bowl, la Final Four de baloncesto masculino de la NCAA y conciertos.

Diseñado para la sostenibilidad, el estadio Mercedes-Benz es el primer estadio deportivo profesional LEED Platinum de Estados Unidos.

Cuenta con una cisterna de 56,000 metros cuadrados capta y reutiliza agua de lluvia, previene inundaciones en el barrio y proporciona agua para los árboles en toda la ciudad.

El estadio tiene más de 4,000 paneles fotovoltaicos solares que generan suficiente energía para nueve juegos de los Halcones o 13 partidos del Atlanta United.

El enfoque en la sostenibilidad se extiende a la comunidad a través de conexiones con el transporte público, bicicletas, vehículos eléctricos y senderos peatonales. Cuenta, además, con áreas agrícolas y espacios de recreación abiertos.

Incluso la llegada de los usuarios al estadio Mercedes-Benz considera la conservación de energía. Valets para bicicletas, estaciones de carga EV para 48 autos eléctricos, senderos peatonales y 3 líneas MARTA conectan a la comunidad con este gran espacio de reunión.

Sin lugar a dudas se trata de un estadio que pone muy alta la marca para los que se construirán a lo largo del tiempo.
Fuente: noticias.arq.com.mx