Tengo una estructura donde la resistencia obtenida en el hormigón es menor a la que se pidió en el proyecto ¿Se debe demoler los elementos con menor resistencia o se puede reforzar? La estructura es un nivel de losas y vigas de 200 m3

516

GAVILÁN RESPONDE

En estos casos resulta fundamental determinar la resistencia real del hormigón colocado, esto puede hacerse mediante la extracción y ensayo a compresión de probetas testigo.

La extracción de testigos de hormigón constituye una herramienta eficaz para la determinación de la resistencia “real” del hormigón que está siendo analizado, esta resistencia es distinta a la resistencia “potencial” del hormigón, ya que la segunda corresponde a las condiciones normalizadas de confección, curado y ensayo a compresión simple de probetas cilíndricas de 15 x 30 cm. Mientras que la primera presenta condiciones de curado y colocación distintas a la de las probetas de 15 x 30 cm.

Con relación a la resistencia “real” y “potencial” el Prof. Calavera menciona: Estudios del Comité Euro-Internacional del Hormigón (CEB) indican la relación entre las resistencias de probetas testigo y probetas moldeadas, a igual humedad, en función de la resistencia del hormigón, […] Para los hormigones usualmente empleados en edificación, es decir para resistencia del orden de 200 a 250 kg/cm², esta relación es del orden de 0,9.

Entretanto la ASTM C42-18 expresa: “No hay relación universal entre la resistencia a la compresión de un testigo y la correspondiente resistencia a la compresión de probetas normalizadas moldeadas y curadas. Históricamente se ha asumido que la resistencia de los testigos corresponde al 85 % de las resistencias de los cilindros Standard curados, pero esto no es aplicable a todas las situaciones”

La edad de ensayo es un factor a considerar, ya que la resistencia de comparación
Una vez conocida la resistencia real, si esta resulta inferior al valor de diseño, se debe hacer una reverificación de la estructura para evaluar la afectación de la capacidad portante. En caso de elementos sometidos a flexión como son las losas, una resistencia del hormigón inferior a la de proyecto no compromete tanto la capacidad portante como lo haría una reducción de su espesor.