Vivienda NUCS

521

ARQ. ULI NIELLA – ARQ. DIEGO OVIEDO
BRICK STUDIO – ASUNCIÓN – PARAGUAY

La vivienda NUCS constituye el típico ejemplo en el cual la arquitectura, del punto de vista funcional, no puede salvaguardar los diferentes momentos que vive una familia en el transcurso del tiempo, ya que, como dije en charlas anteriores, una familia no puede “vivir” del mismo modo, ni en el mismo espacio, cuando la familia es reducida o cuando es numerosa, con hijos pequeños o adolescentes, etc. La arquitectura debe seguir a la función y esa función debe mutar o transformarse con el correr del tiempo.

En este escenario, y aunque parezca una ironía, cuando fuimos contratados por el cliente, la vivienda construida a principio de los años 90 ya contaba con aproximadamente 900 m2, pero sin embargo planteamos la construcción de más m2 para reparar el problema descrito en el párrafo anterior. Así también, existían algunas dependencias que no existían o no estaban dispuestas en forma correctas; los hijos pasaron de ser niños a ser adolescentes y habría que darles un “hábitat” independiente dentro del conjunto. De este modo llegamos a los 1.600 m2 que explicaremos a continuación:

Debido a la topografía del terreno la vivienda cuenta con 3 niveles, ya que presenta un desnivel muy pronunciado con respecto a la calle mirándola desde afuera, se perciben solamente 2. El “segundo” piso en este caso es un altillo, desarrollado en planta libre y se utiliza a modo de área de estar. Si no se hubiera hecho este nivel la casa hubiera parecido muy chata ya que en fachada se desarrolla en casi 50 metros de frente.

Para entender mejor el proyecto tendríamos que nombrar al bloque mayor como bloque A o bloque primigenio, y al bloque menor llamarlo bloque B o ampliación nueva, (a la izquierda desde la fachada exterior). Esta separación no implica que hayamos tenido que rehacer casi toda la vivienda mayor ya que con el paso del tiempo los materiales ya se encontraban muy deteriorados.

El bloque A cuenta en planta baja con 3 áreas de estar, dos de ellas sociales y la tercera intima, que en conjunto con el comedor diario hacen el lugar de estancia más utilizado en la casa. La mayoría de estos ambientes cuentan con sus correspondientes terrazas. Así también el baño social, dormitorio de huéspedes, el baño del mismo y la cocina con un pequeño depósito de apoyo.

Completan este nivel, el sector de área íntima con dos dormitorios de gran tamaño, con sus correspondientes baños y vestidores. En el dormitorio de uno de los hijos se cuenta además con un pequeño escritorio.

El altillo, como fue explicado más arriba, se desarrolla en casi 180 m2 de área de estar y salón de juegos.

La planta de sub suelo (nivel de patio) cuenta con otro salón de estar, de uso más íntimo o familiar. Se incluyó una parrilla y un bar para ocasiones que involucren a poca gente. Completan este nivel una sala de masajes, baño de piscina, garaje para 6 vehículos, así como también el área de dependencias de servicio, sala de planchado, depósitos y otros.

En el bloque B, de casi 500 m2 las decisiones fueron más sencillas. En planta de subsuelo o nivel de patio contamos con un quincho de grandes proporciones con diversas sub áreas de parrilla, bar, comedor y estar, todos comunicados, conectados y utilizados entre sí; así también otra cocina de apoyo y baños sexados para los visitantes.

A modo de remate de dicho quincho, en uno de sus extremos construimos una fuente, que ubicada bajo un aire y luz de doble altura con techo de vidrio que deja ingresar la luz para iluminar en forma natural la combinación entre el agua y el verde de su jardín interior.

En planta alta o nivel de calle se ubicaron los dormitorios, vestidores y baños de los hijos adolescentes, con espacios generosos en todos los sentidos. Completan este nivel una sala de estar, un bar, kitchenette y comedor diario, así como una terraza amplia para observar la tremenda vista de la puesta del sol hacia el oeste.

Al poseer un acceso independiente, se dispusieron dos garajes en el retiro frontal, con un hueco mirando hacia la fuente de subsuelo para comunicar de alguna manera ambos niveles.

A nivel formal la casa presenta líneas horizontales muy fuertes que sin duda nos hablan de una arquitectura bastante racionalista, cortada con algunos detalles de moldurones tanto en las cornisas, borde de aberturas y canalón superior.

Nuestro objetivo fue el de dar sobriedad y buen gusto a todo el conjunto y estamos seguros que lo logramos

Los pisos fueron determinándose de acuerdo al lugar de uso de cada ambiente. En el área social recurrimos a porcelanatos más finos, que sutilmente combinan con el mobiliario, cortina y decoración de cada lugar. Las fotos hablan por sí.

En ambientes más cálidos como el quincho utilizamos pisos de porcelanato símil madera, muy “actuales” por cierto y con gran calidad visual. El parquet por cierto fue el elegido para las áreas de dormitorios ya que el andar se hace mucho más adecuado.

Las aberturas exteriores son de pvc ya que dan sobriedad, seguridad, funcionan muy bien con el balance térmico interno, así como también no permiten el ingreso del sonido exterior.

La iluminación está muy bien pensada para tener la opción de aumentarla o disminuirla de acuerdo al uso en particular. En su mayoría son de 3500 k° dando realce a toda la arquitectura.

Con respecto a la jardinería y mobiliario interior no hay mucho que decir, simplemente disfruten de las imágenes.!!