Color y trucos

316

Queremos renovar nuestro hogar, queremos crear un rincón original, o simplemente darle una lavada de cara a un espacio con personalidad. Aquí aparece una alternativa que es tendencia, pintar la pared a la mitad. Hablamos de una mitad horizonal. Una propuesta que nos otorga muchos beneficios: ahorro en tiempo, recursos, renovarse, y generar amplitud.

“Half Painted” propone desafiar la base uniforme. Se trata de una nueva técnica del uso del color que viene ganando cada vez más espacio en los hogares. Consiste básicamente en pintar la parte inferior de la pared de un color y la parte superior de otro. Esta propuesta decorativa presenta así múltiples beneficios para transformar la casa y disfrutar de espacios coloridos. Puede aplicarse sobre cualquier superficie, objeto e incluso muebles. Sin embargo, los efectos más transformadores se pueden visualizar cuando se ve esta técnica aplicada en una pared, y más aún cuando se suman beneficios de productos según el uso de los ambientes.

Esta propuesta no es sinónimo de un trabajo que ha quedado a medio terminar. Por el contrario, es una técnica decorativa que se propaga rápidamente a nivel local y mundial y que intencionalmente plantea pintar por mitades horizontales.
El éxito del “half painted” está vinculado directamente con una buena elección de la pintura. Es fundamental tener en cuenta la superficie sobre la que se aplicará esta técnica, así como el uso que tendrá el espacio que será protagonista del medio pintar.

Resulta un aliado fundamental para decorar el cuarto de los más chicos. Las partes inferiores de las paredes de estas habitaciones suelen presentar marcas consecuentes del juego y la dinámica diaria de los niños. Por ello es un buen recurso pintar hasta la mitad, es decir a altura a la que llegan los más pequeños del hogar, de un color intenso resulta práctico y transformador.

Ventajas
Combinando los colores y el tipo de decoración, se pueden crear desde espacios sobrios, elegantes o bien informales y divertidos. Se generarán sin duda ambientes originales. Esta técnica no se circunscribe a un lugar en particular, puede protagonizar cualquier rincón del hogar, desde un comedor, hasta un living o un dormitorio e incluso un baño.

El color del año es un gran aliado de esta tendencia. El Gris Humo combina muy bien con todos las tonalidades, por su versatilidad.

“La pintura y el color son ingredientes esenciales en la vida de las personas. Su poder transformador nos inspira y alegra nuestros días. Esta técnica propone un innovador uso de las tendencia, una aplicación que crea nuevos espacios y los energiza rápida y fácilmente”