TAREAS DE JARDINERÍA EN PRIMAVERA

66

¿QUÉ DEBEMOS HACER?

Entre las principales tareas de jardinería en primavera podemos mencionar la necesidad de darle aire al césped, además de comenzar las labores de siembra, y realizar los primeros abonados

Seguro que llegada esta época del año te has preguntado por las tareas de jardinería en primavera que deberíamos tener en cuenta todos los que tenemos distintas especies de plantas y árboles en casa con los que alegramos nuestros días. En efecto, existen algunos cuidados muy específicos que podemos adjudicar al mes de marzo en particular o a la llegada de la primavera en general, y que queremos recordarte para que vuelvas a tener en cuenta.

Plantas de interior

Comenzando con las primeras tareas de jardinería en primavera que deberías tener en cuenta podemos referirnos entonces a las relacionadas con las plantas de interior, que tienen ciertos aspectos delicados que no se deben descuidar en todo el año. La higiene es uno de esos detalles a considerar, y conviene que constantemente lavemos sus hojas a fin de eliminar todo el polvo y la suciedad que van acumulando con el paso del tiempo.

De la misma forma, entre las plantas de interior puede haber algunos otros cuidados un tanto más específicos que tampoco queremos que pierdas de vista, como la necesidad de aumentar los riegos por las mayores temperaturas, además de aclimatar las plantas de exterior si es que las hemos estado guardado dentro de casa durante la época de temperaturas más bajas del año.

Plantas de exterior, arbustos y árboles

Luego, las demás plantas y otras especies tienen sus propias tareas de jardinería en primavera a pensar, sobre todo en el caso de los rosales, a los que les ha llegado el tiempo de la poda y que posteriormente también tenemos que abonar. En otros casos, podemos aprovechar este momento del año para realizar los esquejes de plantas como geranios, coleos o crisantemos, dividir los tubérculos de las Dalias o plantar aromáticas si son tus preferidas.

Césped

La mayoría de los que tenemos jardines en casa también contamos aunque sea con una mínima cantidad de césped, y al respecto hay que decir que entre las tareas más salientes al respecto destacan algunas como el crecimiento de malas hierbas. Por eso tenemos que cuidarlo más de lo habitual, pero también airearlo lo que sea necesario y comenzar con el abonado en esta época del año, resembrando las zonas dañadas.

Riego

Sobre el riego en particular existen ciertas tareas de jardinería en primavera que muchos suelen perder de vista más allá de la regla general de que debemos echarle más cantidad de agua a las distintas especies porque hace más calor. Aunque eso es completamente necesario, podríamos tener la delicadeza además de sumarle abono líquido al agua de riego, y como siempre se aconseja regar por la mañana para evitar los clásicos hongos que suelen aparecer en estos casos.

En el caso del riego de las plantas de interior, un error común que mucha gente tiene es que suele echarle agua directamente fría a las distintas especies, cuando esta temperatura del líquido puede causarle bastante problemas a la mayoría de ellas. Por eso, te recomendamos que abras un poco la canilla del agua caliente junto con la de la fría, y se la eches tibia, con lo que además la irás acostumbrando a su próxima salida al exterior.

Poda

Y finalmente imposible dejar de fijarnos en lo que sucede con la poda. Por supuesto, sabemos que se trata de una de las tareas de jardinería en primavera principales, pero es que además afecta a una enorme cantidad de especies y tipos de plantaciones, entre las que se destaca la poda de frutales, rosales, árboles, arbustos, y si tenemos gramíneas hay que podarlas al ras pero de forma manual, para evitar ocasionales daños.

Un poco de tiempo cada día, fundamental

Como podrás observar, las tareas de jardinería en primavera son en realidad muchas y muy variadas, y no es casual ya que se trata de uno de los meses del año más movidos por lo general, considerando que estamos prontos a recibir la etapa más calurosa del calendario, y junto con ella, el florecimiento de una buena cantidad de especies de la mano de la aparición de diferentes plagas y enfermedades que varias de ellas podrían llegar a sufrir.

Lo importante es que te tomes todos los días, o al menos los fines de semana, para ir realizando poco a poco cada una de estas tareas y obligaciones que nos pide el jardín y si ves que se acumulan, es probable que el año que viene necesites estar más encima de él durante el invierno, cuando es común que muchas personas abandonen sus plantas considerando que no les hace falta ningún tipo de cuidado específico cuando en realidad no es así.