Living Office: El arte de bienvivir en la oficina

272

Los latinoamericanos pasan por lo menos 40 horas a la semana en la oficina, por lo que prácticamente éstas se convierten en su segundo hogar.

La tendencia de muchas oficinas en Latinoamérica y en el mundo es que todavía no están en sincronía con las personas que las utilizan, con sus actividades diarias o con las herramientas que utilizan, por lo que la productividad, la creatividad y la colaboración de los empleados se ven afectadas. Muchas oficinas de diversas empresas se mantienen como eran en el pasado, con lugares de trabajo en filas de estaciones estandarizadas para apoyar procesos de trabajo repetitivo, estilos de gestión jerárquicos, y tecnología estacionaria.

 

La forma de trabajo de las personas en el presente ha evolucionado, siendo más dinámica, colaborativa, creativa y utilizando la tecnología móvil como un aliado de trabajo. Sin embargo, los lugares de trabajo en las oficinas no han seguido, en la mayoría de los casos, el ritmo de estos cambios.

Derivado de esta tendencia y preocupados por mejorar el desempeño y la productividad de las personas con un lugar de trabajo de alto desempeño, que ofrezca una experiencia de trabajo elevada y a la vez, ayude a las organizaciones a alcanzar sus metas estratégicas, Herman Miller creó el concepto Living Office.

A través del enfoque Living Office, Herman Miller propone el cambio de las tradicionales oficinas estandarizadas “workstations” a diversos entornos con paisajes conocidos como “workpoints” diseñados para satisfacer las necesidades humanas fundamentales y mejorar la experiencia física, social y cognitiva, lo cual tiene un impacto benéfico en la productividad, creatividad, colaboración y eficiencia de las personas.

Living Office ve los espacios de trabajo como un activo que evoluciona de manera orgánica, capaz de expresar la cultura organizacional y proveer a los usuarios conexiones significativas con el trabajo y sus colegas.

En los últimos años, Herman Miller ha trabajado con diferentes empresas alrededor del mundo y, en la Feria Neocon 2016 en Chicago, demostraron la eficacia de este enfoque a través de un estudio post ocupación realizado en 120 plantas de distribución de diferentes empresas en diversas industrias.

El estudio analiza la manera en que están apoyando a crear Espacios con Propósito y cómo estos cambios han logrado tener un resultado positivo en la eficiencia de sus espacios y en la productividad de sus empleados.

 

Entre los temas que este estudio abarcó destacan:

  • La retención y atracción de talento: Las personas definen los problemas, crean las ideas y las soluciones que agregan valor. Es por esto que un entorno de trabajo que ayuda a atraer y retener el talento es esencial.
  • Incremento en eficiencia: Optimizar los procesos ayuda a las personas a realizar su trabajo mejor y más rápido. Los espacios de oficinas que brindan a sus empleados herramientas y adyacencias necesarias, logran mayor eficiencia en los procesos.
  • Estimular la innovación: Las organizaciones más exitosas son las que logran generar mejores ideas de manera rápida. Las empresas deben generar ambientes que promuevan la creatividad.
  • Transferencias de ideas y conocimiento: Teniendo alrededor de un 40% de fuerza laboral que se jubilara en los siguientes 5 años, las empresas deben generar ambientes que promuevan la transferencia de conocimiento de manera natural.

Fortaleza de la marca: La fuerza e identidad de una marca se basa en su reconocimiento y confianza. Un espacio que refleja un propósito y un carácter único, la hace más fuerte.